BESOS CON MEMORIA

MÍA Mi reloj marcaba las 5:30. La tarde era despejada y fresca. Salí de mi oficina y tomé un taxi. Me dolía la cabeza y sentía una opresión en el pecho, así que desaté el nudo de mi corbata. Estaba estresado. Me sucede siempre que hay retraso en mis tareas laborales. Me había citado con […]